Dos recuerdos personales del Dr. Eduardo Braun Menéndez

Dr. Carlos Nijensohn

Durante uno de los primeros Congresos Interamericanos de Cardiología celebrado en la ciudad de Washington en 1954, un médico Norteamericano el Dr. George Perera (de origen latino) hizo una presentación sobre un grupo de pacientes hipertensos internadosen un hospital en la ciudaddeNueva York.

El Dr. Perera, cuando terminó su disertación en inglés, tuvo la gentileza de traducirlo al español.

Durante su presentación en español se oyeron algunas risas contenidas. (En su traducción él habló de pacientes encamados).

Cuando terminó la presentación el Dr. Eduardo Braun Menéndez se levantó, pidiendo la palabra y explicó que “encamados” en la Argentina means: to be in bed, but not alone.

Un cerebro brillante, con la suficiente rapidez de encontrar lo risueño en lo solemne.

Otro sí digo

Al regresar yo a Buenos Aires me puse en contacto con el Dr. Braun Menéndez pues consideraba que en esos momentos probablemente no había en Buenos Aires quien supiese realizar las técnicas de exploración funcional renal (Clearences renales). Yo traía los reactivos y el Know how para realizar estos estudios de función renal.

Esto interesó inmediatamente al Dr. Braun Menéndez Y a un pequeño grupo de médicos Argentinos que  también estaban investigando sobe este tema. Es el momento en que al Dr. Braun Menéndez se le ocurre la idea de formar un “club del riñón”. (En su experiencia “un club del riñón” evitaría los clásicos problemas de una nueva Sociedad). Así fue que comenzamos a trabajar en reuniones informales, que él coronaba con una botella de Jerez Inglés que él mismo traía a la reunión con el fin de hacerla más familiar.

La temprana desaparición del Dr. Braun Menéndez en 1959 en un inexplicable accidente de aviación, nos deja sin uno de los científicos más destacados de la Argentina, investigador de distintos aspectos de la fisiología del sistema cardiovascular.

Para la Facultad de Medicina significó el fin de su edad de Oro y para todos los institutos de investigación de la época en los que Braun Menéndez tenía una participación destacada, una pérdida irrecuperable.

Una respuesta a “Dos recuerdos personales del Dr. Eduardo Braun Menéndez

  1. Alberto Rodriguez Coronel

    Carlos:Exelente tu aporte sobre otra de las interesantes facetas de ese gigante de la ciencia argentina.Para añadir datos les cuento que EBM fue un concertista de piano que llego a dar conciertos y un jugador de polo con handicap.Fue el alma mater de nuestra Sociedad Argentina de Cardiologia junto a otros grandes cardiologos que no podemos olvidar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s